Adiós a las manchas faciales

Escrito por  www.adilsoncosta.com.br

Blancas, más oscuras, pequeñas o grandes. Sean lo que sean, las manchas en la cara siempre molestan. En general, comienzan a aparecer alrededor de los 30 años. Las llamadas manchas de sol, en el término médico conocidas como melanosis solares, son pequeñas manchas de color marrón oscuro, resultantes no sólo del hiperfuncionamiento de los melanocitos, los cuales pasan a producir más melaninas, sino también de una proliferación de estas células. "Ellas son el resultado de las quemaduras solares, debido principalmente a la radiación UVB", explica Adilson Costa, dermatólogo, jefe del Servicio de Dermatología de la PUC-Campinas.

También hay "manchas de embarazo", llamadas de melasma y originadas por el aumento de la pigmentación irregular de la piel. En este caso, la mancha es mucho más amplia, con el tono de marrón, que hace con que la persona la confunda con el bronceado.

Marlene Santos, asistente administrativo, de 42 años, conoce bien los problemas que las manchas causan. Ellas comenzaron a aparecer hace poco tiempo, pero vana, inmediatamente buscó a un experto para el tratamiento de las manchas. "Sabemos que con la edad, aparecen algunas señales, como es el caso de las manchas. Estoy  haciendo un tratamiento para suavizar las manchas y nunca más me olvidaré de usar protector solar", dice

Prevención

El  primer paso para evitar las manchas es nunca dispensar los protectores solares, como lo hace Marlene. Cosméticos que tengan vitamina C, vitamina E, ácido kójico, ácido fítico, coffeeberry, niacinamida, hidroquinona, retinol palmitato, retinaldehído y arbutin también son óptimos aliados para prevenir su aparecimiento y también para atenuar las que ya se establecieron. "Pero, lo ideal es siempre hacer un acompañamiento dermatológico para  la elección del mejor producto para su caso", relata el doctor Adilson. 

Sepa cómo tratar 

El dermatólogo  explica que, en el caso de las melanosis solares, la mejor técnica usada es la luz intensa pulsada. Por lo general, en caso iniciales, una o dos sesiones ya son suficientes, con resultados después de siete días. Y lo mejor: no llama la atención en demasiado. "Es importante destacar que la mayoría de la gente de color moreno o bronceada no puede hacer el procedimiento, debido al riesgo de quemar la piel", dice el experto.

En el caso del melasma, el uso de los peelings superficiales es todavía la mejor opción, siempre complementados con el uso diario y nocturno de ácido retinoico. "Los peelings de ácido retinoico o de alfa-hidroxiácidos son los más indicados, y para ello se necesitan de dos a cuatro sesiones, con intervalo de siete a 15 días. Estos tratamientos pueden ser hechos por cualquier uno, pero lo ideal es no realizarlos en aquellas pacientes que no lograrán se proteger de la exposición solar en los días subsequentes al procedimiento", explica Adilson. 

Es  importante tener en mente que el mantenimiento es diario, con el uso de sustancias despigmentantes y de fotoprotectores, aunque sea posible hacer un mantenimiento trimestral con una nueva sesión de peeling, en casos más intensos. 

Créditos

Dermatólogo Adilson Costa

Visto 876 veces